©2016 by Dermes

-
00:00 / 00:00

RADIACIÓN ULTRAVIOLETA Y LOS FOTOPROTECTORES

August 24, 2016

 

En los últimos tiempos parece que somos más conscientes de que la radiación solar puede ser tan perjudicial como beneficiosa. Pero ¿alguna vez nos hemos parado a pensar porqué? ¿Qué tipo de radiación recibimos al tomar sol y cómo afecta a nuestra piel? ¿Qué son los rayos UVA y UVB?

 

Existen principalmente dos tipos de rayos ultravioletas:

 

  • Los rayos UVA que  penetran hasta la dermis y provocan la oxidación de la melanina (pigmento responsable de dar color) provocando el bronceado de la piel. Son capaces de deteriorar la elastina y el colágeno, con lo que se acelera el envejecimiento cutáneo o también denominado fotoenvejecimento.

  • Los rayos UVB, penetran menos que los UVA, pero son los que provocan las quemaduras, el eritema, el enrojecimiento y aumentan el riesgo de cáncer, por lo que son los más peligrosos. Son indispensables para la síntesis de vitamina D y se filtran fácilmente con gafas, ropa y filtros solares. El daño más grave es que quema el tejido y este es similar al que se produce por calor directo por lo que aparecen zonas enrojecidas, descamanción, ampollas, etc.

Entonces ¿cómo acertar a la hora de protegernos la piel? ¿qué debemos tener en cuenta antes de elegir un fotoprotector?

 

Primeramente es importante que sea un protector solar de amplio espectro: los productos con bloqueador solar solo pueden llevar en la etiqueta “broad-spectrum” si se les ha hecho pruebas y demuestran que protegen contra los rayos UVA y los rayos UVB.

Solo los productos con bloqueador solar de amplio espectro con un SPF de 15 o más pueden afirmar que pueden ayudar a proteger contra el cáncer de piel y el envejecimiento prematuro de la piel si se usan según las instrucciones y con otras medidas de protección contra el sol.

 

En segundo lugar no equivocarnos con el Factor de Protección Solar (SPF): El factor de protección solar  indica cuánto tiempo un protector solar aumenta la capacidad de defensa natural de la piel antes de llegar a quemarse. Cuanto más alto es el SPF en el antisolar, más largo es el periodo que te puedes exponer al sol sin que la piel se queme; pero eso no significa, por ejemplo, que un filtro solar de índice 15 sea la mitad de efectivo que el de 30; aunque siempre vamos a recomendar usar un FPS 50 que la máxima protección que vamos a encontrar en el mercado.

Otros aspectos a tener en cuenta: También es importante asegurarse que son resistentes al agua y al sudor lo que significa que el bloqueador permanece en la piel por más tiempo cuando está mojada.

Además de elegir un protector solar que proteja su piel de los dos tipos de rayos dañinos, hay una serie de otras medidas que puede tomar para reducir el riesgo de daños en la piel por efecto de los rayos solates.

  • Aplicarlo 30 minutos antes de salir al aire libre para obtener mejores resultados. Esto le da tiempo a la piel para absorber el bloqueador.

  • Volver a aplicarlo cada dos horas o después de cada baño en la piscina o el mar.

  • Limitar la exposición al Sol, especialmente al mediodía, cuando los rayos del sol son más fuertes.

Por último ten en cuenta la textura de tu cosmético, puesto las texturas demasiado grasas nos pueden resultar un tanto desagradables…por suerte hoy en día tenemos una amplia gama de texturas donde elegir e incluso muchos nos aportan también color con lo que podemos olvidarnos del maquillaje.

 

Disfruta del sol pero con protección. ¡Feliz Verano!

Tags:

Please reload

Entradas destacadas

Antes y Después terapia LED

July 12, 2016

1/1
Please reload

Entradas recientes

June 4, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square